Retrasar el envejecimiento

Recientes investigaciones han demostrado que nuestro organismo es capaz de regenerar las células dañadas. Sin embargo cuanto más células sean regeneradas y más rápida se haga esa regeneración, con el mismo ritmo se acelera el envejecimiento.

De forma que la esperanza de vida puede aumentar o disminuir mucho en función de cuántas células se dañen, el ritmo y las causas.

¿Te interesa? Pues sigue leyendo.

Los estudios sobre el envejecimiento indican que puede darse un envejecimiento acelerado en etapas tan tempranas como la vida fetal, asociado a patologías o defectos de alimentación de la madre.

Otros hábitos como el ejercicio, o determinados complementos nutricionales, tienen por el contrario, efectos positivos, retrasando ese envejecimiento.

La correcta alimentación de la madre durante el embarazo, incide en el embrión asegurando una vida sana y larga.

Parece que la regeneración celular tiene lugar con la intervención imprescindible de una determinada enzima o catalizador, que se halla en el organismo en cantidad limitada. Mientras exista esta enzima, se pueden regenerar células dañadas,

Podemos decir que tenemos dos opciones: no dañar las células o bien regenerarlas hasta que sea posible. Esta segunda opción está limitada a la existencia de enzima, de forma que volvemos a la primera opción: evitar que nuestras células sufran daños. ¿Pero cómo podemos hacer esto?. Como siempre: previniendo.

E incidimos una vez más en lo mismo: es muy importante para tener una vida sana y larga de calidad, que nos cuidemos:

-haciendo ejercicio regular y adecuado,

-alimentándonos correctamente,

-organizando de forma racional los horarios,

-durmiendo suficientes horas para un buen descanso,

-descartando de nuestra vida el estrés, el abuso de alcohol, el tabaco, etc….

-buscando gratificaciones que nos hagan sentir mejor,

-saboreando esos pequeños regalos que la vida nos da.

-siendo prácticos y positivos: no perdamos tiempo en pequeñas rencillas (y menos en las grandes).

Naturalmente existe la posibilidad de suministrar el enzima regenerador a nuestro organismo, pero, de momento, esto todavía se encuentra en el plano teórico.

Si por curiosidad queréis saberlo, el enzima citado es la telomerasa.

De todo esto y mucho más puedes encontrarlo comprando ahora mi libro “Régimen para adelgazar para personas que se quieren”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *